Comunidad Bahá'í de Colombia

Templo de Colombia Florece

4 de Abril 2018

AGUA AZUL, Colombia — La corona en la cima del techo de la Casa de Adoración Bahá’í local en Colombia ha sido instalada, marcando un importante hito para esta histórica iniciativa.

La estructura amarilla asentada sobre el techo de tejas terracota representa la flor de cacao – un símbolo en el país – y fue puesta en su lugar poco después del primer día de primavera, que corresponde al Año Nuevo Baha’i. Está hecha de un material fluorescente que absorbe la luz solar durante el día y se ilumina naturalmente con la puesta de sol.

En las próximas semanas, una reproducción caligráfica de la palabra ‘Bahá’, que significa ‘gloria’, será instalada al interior de la corona. Cada Casa de Adoración Bahá’í tiene una variación de este símbolo sagrado en su interior.

Desde que el templo fue anunciado por la Casa Universal de Justicia en el 2012, las comunidades circundantes han experimentado un sentido de propiedad colectivo por su desarrollo.

“La construcción del Templo sin duda ha tenido un impacto en la comunidad”, dijo Jean Paul Viafara Mora, un joven de la localidad de 18 años. “Ha abierto un espacio agradable para que las personas ingresen, y proporcionó una alternativa al tipo de actividades que las personas emprenden que pueden ser nocivas para ellos.”

“La Fe tiene una potencia espiritual que nos está conmoviendo a todos, contribuyendo a nuestro desarrollo espiritual y nuestra conexión con nuestro Creador.”

A medida que el proyecto progresa, esfuerzos para para construir una comunidad espiritual y materialmente vibrante han avanzado junto con la construcción. Durante los últimos cinco años, los miembros de la comunidad han estado trabajando en un proyecto de reforestación en los terrenos de la Casa de Adoración. La iniciativa ha ayudado a reintroducir la vegetación nativa en la zona, que fue diezmada por la proliferación de plantaciones de caña de azúcar en la región durante muchas décadas.

El renacimiento del hábitat natural en el Norte del Cauca ha correspondido con un despertar espiritual en la población, en donde las reuniones para orar en todo tipo de entornos reúnen a los vecinos en un espíritu de unidad y amor. Muchos de entre la población han encontrado caminos comunes de servicio a la comunidad, fortaleciendo vínculos amistosos con sus vecinos mientras trabajan hombro a hombro.

Un aspecto principal del proyecto de reforestación ha sido la conexión spiritual entre las personas y la tierra. La comunidad a menudo celebra reuniones devocionales en el terreno del Bosque Nativo, en las mañanas antes de comenzar el trabajo.

Estos desarrollos han llamado la atención de muchos en la región, incluyendo a la alcaldesa de la localidad Jenny Nair Gómez, quien recientemente visitó el terreno del Templo. Expresó su entusiasmo para que el Templo se abra pronto a la gente, y está claro que comparte la emoción de la comunidad sobre el impacto de este gran desarrollo para el área. La alcaldesa Gómez se comprometió a trabajar por el progreso social positivo junto a las muchas personas que se han inspirado en el Templo.


Fuente: BWNS.

http://news.bahai.org/story/1249/