Comunidad Bahá'í de Colombia

Tras la inauguración del Templo de Colombia, empiezan las primeras visitas

31 de julio de 2018

AGUA AZUL, Colombia — Como señal de la respuesta de la comunidad local a la inauguración de la Casa de Adoración Bahá’í, cientos de residentes de comunidades cercanas se reunieron para orar en un alegre evento el domingo.

Algunos residentes de comunidades cercanas llegan para su primera visita a la Casa de Adoración.

Más de 300 personas —la mayor parte de las cuales viven a una corta distancia a pie del Templo— participaron en un evento especial para visitar el Templo por primera vez. La reunión del domingo, denominada «Mi primera visita a la Casa de Adoración Bahá’í», tuvo lugar tras la ceremonia histórica de la dedicación del 22 de julio e incluyó muchos de sus elementos, tales como la lectura de un mensaje de la Casa Universal de Justicia acerca de la dedicación, charlas por parte de una alcaldesa local y el arquitecto del Templo, así como actuaciones musicales y de baile. Se han organizado programas de «Mi primera visita» para las siguientes tres semanas, permitiendo así que más personas de las comunidades locales participen en la inauguración histórica del Templo del Norte del Cauca.

«Hoy disfrutamos de los frutos de las semillas que hemos estado nutriendo durante años», dijo Alba Marina Fory Micolta, de la vereda cercana de Primavera.

«Antes éramos muy pocos, ahora somos muchos. Ahora somos un árbol con muchas flores, flores con mucha energía, fortaleza y valores firmes», añadió la Sra. Fory Micolta, quien, hace décadas, se convirtió en una de las primeras personas de Norte del Cauca en abrazar la Fe bahá’í.

Participantes de un programa devocional escuchan las oraciones en el Templo el domingo.

Muchas de las personas que tuvieron su primera visita el domingo describieron sentimientos de fortaleza espiritual como resultado de orar en el Templo.

«Cuando entré en la Casa de Adoración, miré los rayos de luz. Fue impresionante, porque es algo que podemos sentir, que nos da fortaleza, nos da vida», describió Gloria Amparo de Agua Azul. «Sentí como si esta fortaleza me encarnara. El Templo es algo que realmente necesitamos en nuestra región».

Jenny Nair Gómez, la alcaldesa de la municipalidad de Villa Rica, participó en la visita del domingo y planea asistir a los eventos de los siguientes tres domingos. Ella remarcó la importancia de informar a las personas de los pueblos aledaños acerca de la inauguración del Templo.

Una audiencia de más de 300 personas escucha mientras Nilma Aguilar lee el mensaje de la Casa Universal de Justicia acerca de la reciente inauguración del Templo. «Esta Casa de Adoración se erige ahora como un símbolo de la belleza inherente a las gentes nobles de esta región y su diseño evoca la generosidad de su tierra», dice la carta, fechada el 22 de julio.

«Nos sentimos muy honrados por ser los anfitriones de esta Casa de Adoración», dijo la Sra. Gómez. «Esta es más que una estructura física. Es un lugar que nos permitirá continuar fortaleciendo nuestra espiritualidad, sin importar nuestras creencias».

La Casa de Adoración es una manifestación física de la conexión entre la adoración y el servicio que están presentes en las actividades de construcción de comunidad de los bahá’ís de Norte del Cauca. Sus puertas están abiertas a todos.

«Ahora que la Casa de Adoración está abierta, sentimos un gran impacto espiritual a su alrededor, en nuestra gente, los pueblos y las veredas», dijo Mariana López, una joven del municipio de Jamundí. «Todo cambiará».


Fuente: BWNS.

http://news.bahai.org/story/1277/