Comunidad Bahá'í de Colombia

Templo de Colombia dedicado en alegre ceremonia

23 de julio de 2018

AGUA AZUL, Colombia — El amanecer del domingo vio a más de 1.000 personas reunidas para celebrar un momento histórico, conforme la primera Casa de Adoración Bahá’í de Colombia abría sus puertas a todos.

Reunidos bajo la sombra del Templo, los asistentes esperaban su visita al interior del edificio central y un espíritu de alegría y expectación llenaba el ambiente. La inauguración del Templo marca una nueva etapa en el desarrollo de la Fe bahá’í en el Norte del Cauca, donde la Fe echó sus raíces hace más de cuatro décadas.

«No podemos describir la gran alegría que sentimos al saber que ahora tenemos una Casa de Adoración aquí», dijo Carmen Rodríguez, habitante del municipio de Villa Rica, al reflexionar acerca de la importancia del momento.

Los buses llegaron poco después del amanecer y la gente se dirigió en fila hacia una gran carpa en la que se llevó a cabo la ceremonia. Después de algunas presentaciones de apertura, los participantes caminaron hacia el edificio central para orar.

«Creo que la Casa de Adoración es un lugar muy importante, no solo para el Norte del Cauca, sino para toda la región», dice Hender Martínez, de la población cercana de Santander de Quilichao. «El ambiente dentro del Templo es algo completamente único. Uno se siente tranquilo y en paz».

Muchos asistentes habían participado en las conversaciones iniciales acerca del diseño del Templo durante los meses posteriores a su anuncio por parte de la Casa Universal de Justicia en 2012. «Yo estuve en esas primeras reuniones comunitarias acerca de la creación de la Casa de Adoración. Cada persona pudo contribuir ideas y conceptos para el diseño. Ahora podemos ver el resultado de ese proceso», describió Carlos Ever Mezú, de la vereda de Mingo.

La inauguración del domingo incluyó algunos comentarios por parte de la representante de la Casa Universal de Justicia, la Sra. Carmen Elisa de Sadeghian, dignatarios locales y el arquitecto del Templo. La Sra. de Sadeghian leyó una carta de la Casa de Justicia dirigida a los asistentes. «Esta Casa de Adoración se erige ahora como un símbolo de la belleza inherente a las gentes nobles de esta región y su diseño evoca la generosidad de su tierra», dice la carta, fechada el 22 de julio de 2018.

«Este momento histórico de hoy no es el final de un proceso», dijo el Sr. Gustavo Correa, antiguo miembro de la Casa Universal de Justicia que habló en la inauguración. «Es un paso muy importante en una empresa que busca traer prosperidad material y espiritual a toda una región».

La Sra. Jenny Nair Gómez, alcaldesa de Villa Rica, también se dirigió a la audiencia con una charla inspiradora en la que recordó la primera vez que se llegó a su oficina con la idea de una Casa de Adoración. «Nos sentimos muy honrados por tener esta Casa de Adoración en el Norte del Cauca», exclamó. Ella fue una de los cuatro alcaldes que asistieron al evento.

En su charla acerca de la historia de la Fe en la región, el Dr. Farzam Arbab, antiguo miembro de la Casa Universal de Justicia, dijo: «Al contemplar el día de hoy tras casi medio siglo de progreso continuo, vienen a la mente algunas palabras que caracterizan a las gentes de la región y sus aspiraciones: una enorme receptividad espiritual; una aguda percepción espiritual; un respeto sincero por los logros intelectuales; una inmensa capacidad de alegría y dolor los cuales se abrazan el uno al otro; una bondad y generosidad de corazón sin pretensiones; determinación indomable; y un brillo de espíritu que los vientos de la opresión no pueden extinguir.».

La música y los bailes tradicionales fueron una característica central de la inauguración y captaron el espíritu del evento.

«La Casa de Adoración: emblema de nuestra historia, símbolo de progreso de todita mi región», cantaba un grupo musical conforme los bailarines danzaban. La pieza, titulada «El alma nortecaucana», trata de la llegada de la Fe bahá’í a la región y de cómo las enseñanzas de Bahá’u’lláh dan expresión a las esperanzas y aspiraciones de la gente. El grupo también interpretó una canción llamada «La cumbia del jardinero».

Después del programa de inauguración, la Sra. de Sadeghian guió al primero de los cinco grupos a un programa devocional dentro de la Casa de Adoración. El programa consistió en oraciones y citas de los escritos bahá’ís, algunos de los cuales fueron cantados por un coro. Cada grupo permaneció dentro en silencio durante un periodo de oración antes de dar paso al siguiente grupo de participantes.

El evento del domingo marca el inicio de un período de inauguración de un mes de duración. Durante una serie de visitas semanales al Templo, se espera que 1.500 personas participen en un programa especial denominado «Mi primera visita a la Casa de Adoración Bahá’í». El programa incluirá muchos de los elementos de la ceremonia de dedicación del domingo, permitiendo así que un amplio número de personas participen en la inauguración histórica del Templo.

La dedicación de la Casa de Adoración de Colombia tiene lugar después de la inauguración de otro Templo local en Camboya el pasado septiembre, y precede la apertura de cinco Casas de Adoración Bahá’ís adicionales. Se espera que en los próximos años se inauguren Templos en la India, Kenia, Vanuatu, la República Democrática del Congo y Papúa Nueva Guinea.


Fuente: BWNS.

http://news.bahai.org/story/1275/